El replicante.

Conversaciones, conexiones y tecnología.

Referencias

**Rachael Carson** bióloga marina pioneras de la conciencia medioambiental de la primera mitad del siglo XX – publicación primavera silenciosa- (tecnología y medio ambiente) – (tecnología y empatía).

**Clifford Nass** psicólogo cognitivo y profesor de educación de Stanford comparó el desarrollo emocional de jóvenes dependiendo de su grado de conexión a Internet.

**Modelo prusiano de educación**

**El club de los poetas muertos**

**Merlí** serie Catalana de TV3

**Sherry Turkle** Reconocida psicóloga profesora del MIT donde fundó la Iniciativa sobre la Tecnología y el Yo.

En defensa de la conversación.

En defensa de la conversación. Sherry Turkle.

Introducción

La conversación es un elemento natural de las personas. Somos animales con un lenguaje desarrollado, capaz de transmitir emociones, sentimientos, pensamientos e ideas.

Conversar nos ayuda a llevar más lejos nuestros razonamientos, nos obliga a dialogar para exponerlos y aprender al debatirlos, con la conversación estamos enseñando, mostrando pero a la vez estamos atentos a escuchar y aprender de la respuestas que originan.

Conversar, estando plenamente presentes y mirando a los ojos nos permite desarrollar también, la empatía que no es otra cosa que ponernos en la piel de los demás, en sentir como sienten en comprender y entender sus razones.

Aprendemos a escuchar a experimentar el gozo de ser escuchados, el alivio de ser comprendidos, en definitiva, nos ofrece la posibilidad de cumplir la necesidad que tenemos de compartirnos.

Como especie social que somos necesitamos al resto de miembros de una comunidad para poder desarrollarnos y explotar todas las capacidades que tenemos como individuos.

La conversación nos impulsa también a la introspección interior cuando lo hacemos con nosotros mismos, piedra angular del desarrollo, que nos acompaña en una vida de crecimiento personal.

Parece claro que conversar se antoja un elemento imprescindible de las relaciones humanas. Un fundamento innegociable de nuestra convivencia en común.

A su vez vivimos en un mundo cada día más conectado más tiempo. La tecnología nos ha dado acceso a la conexión permanente.

Los móviles y la multitud de aplicaciones que hoy son capaces de ofrecer, nos levantamos con un alarma, desayunamos con las últimas noticias, revisamos los correos electrónicos de nuestro jefe, revisamos nuestras redes sociales, vamos escuchando las interminables listas de reproducción de canciones o vamos viendo el último capítulo de nuestra serie favorita.

El móvil se está convirtiendo en una extensión de nosotros mismos. Lo que está originando en vivir rodeados de tribus de un solo miembro, solo leales y atentos a sus propias conexiones e intereses.

Con todo, esta realidad tecnológica esta originando un comportamiento que no permite el espacio y el tiempo necesario para la conversación. La interrupción constante a la que nos dejamos someter casi de manera hipnótica no permite la atención necesaria para entablar conversaciones. Vivimos en un mundo de completa conexión con interrupciones en el mundo real que solemos ver cada vez más como un mal necesario.

Hoy en día buscamos formas de evitar la conversación.Nos escondemos unos de los otros a pesar de estar constantemente conectados unos con los otros. Es las pantallas tenemos la tentación de mostrarnos como nos gustaría ser sin poner en riesgo lo que somos realmente.

Decimos que recurrimos a nuestros teléfonos cuando estamos aburridos. Y nos aburrimos a menudo porque nos hemos acostumbrado hasta el punto de necesitar un flujo constante de conexión, información y entretenimiento.

Estamos permanente en otra parte, pero casi nunca dónde estamos físicamente.

Todo ello representa una huida de la conversación, al menos de las conversaciones espontáneas y sin un objetivo establecido, aquellas en las que jugamos con las ideas, en las que nos permitimos estar plenamente presentes y ser vulnerables.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This