Ciberseguridad

Ciberseguridad móvil.¿Estás protegiendo tus datos de intrusos?

Cada vez usamos más nuestros dispositivos móviles y, por tanto, intercambiamos información a través de ellos, accedemos a nuestro correo electrónico o a nuestros perfiles en Twitter, Facebook o Instagram. ¿Estamos protegiendo el contenido que creamos?

Nuestros smartphones y tablets atesoran información de carácter personal, guardan nuestras fotos, nuestros mensajes o nuestra agenda de contactos; información de valor que debemos proteger adecuadamente (y evitar que caiga en manos de terceros con no muy buenas intenciones).

Internet y los servicios que a través de ella se prestan se han convertido en un elemento imprescindible para nuestras vidas. Nuestros dispositivos móviles se han convertido en una de nuestras principales puertas de acceso a Internet.

Además, la explosión de la conectividad ubicua mediante el uso masivo de dispositivos móviles inteligentes, especialmente los smartphones, y redes de datos móviles cada vez más rápidas, hace que todos estos servicios se puedan consumir en cualquier lugar y a cualquier hora del día o de la noche, por lo que podemos hablar de “personas conectadas” más que de dispositivos y ordenadores conectados.

Cada vez usamos más nuestros dispositivos móviles y, por tanto, intercambiamos información a través de ellos, accedemos a nuestro correo electrónico o a nuestros perfiles en Twitter, Facebook o Instagram.

Estos servicios forman parte de nuestro día a día, cuando nos informamos, nos relacionamos compartiendo información con otras personas, publicamos fotos o vídeos, nos divertimos con los videojuegos, escuchamos música, vemos películas o compramos en línea. Las posibilidades y ventajas son infinitas.

En buena parte de los casos, los servicios más usados en la red se prestan gracias a la cantidad de información y datos personales que los usuarios aportamos, tanto a las empresas que ofrecen los servicios como a otros usuarios, por lo que debemos ser conscientes de los riesgos que esto puede suponer para nuestra seguridad y privacidad.

Son casos muy conocidos los robos de imágenes de la actriz Jennifer Lawrence desnuda y de otras famosas como Kate Upton, Mary Elizabeth Winstead, Kirsten Dunst y Brie Larson. Estas imágenes habrían sido robadas por la acción de un hacker que aprovechó un presunto fallo de seguridad para colarse en iCloud, el servicio en la nube de Apple.

Nuestros smartphones y tablets atesoran información de carácter personal, guardan nuestras fotos, nuestros mensajes o nuestra agenda de contactos; información de valor que debemos proteger adecuadamente (y evitar que caiga en manos de terceros con no muy buenas intenciones).

La seguridad debemos verla como una inversión; es un tiempo bien invertido que nos puede sacar de una situación comprometida en el caso que seamos víctima de un robo, nuestro dispositivo móvil sufra una avería o, simplemente, nos lo hayamos dejado olvidado en el tren, en el autobús o en una cafetería.

La clave del profesional para demostrar que no entendemos los peligros que conlleva internet es muy simple. “Si tuvieras fotos o documentos comprometidos, ¿los llevarías físicamente por ahí, en la mano?”. Pues con la nube ocurre lo mismo. “No sabemos qué hacen con nuestros ficheros”.

Un ejemplo: Google localizó a un pedófilo mediante un “escaneado automático” en Gmail.

Redes Wifi de acceso gratuito.

“Otra cosa que muchas personas no saben es que, cuando cogemos una señal WiFi, las fotos de nuestro dispositivo se sincronizan por defecto y automáticamente con iCloud”. La forma de evitarlo consiste en desactivar esa opción en el teléfono. Ocurre lo mismo al hacer fotos con Facebook, Instagram, WhatsApp o Snapchat. Por ello, “siempre” que se quiera borrar el rastro de una fotografía o archivo, hay que eliminarla también de la nube.

Para estas y otras cuestiones relacionadas con la ciberseguridad personal la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) han publicado la Guía de Privacidad y Seguridad en Internet con el objetivo de promover el uso seguro y responsable de Internet, explicando los riesgos a los que estamos expuestos y proporcionando las pautas necesarias para sacar partido a los servicios sin comprometer nuestra seguridad y privacidad.

Se abordan temas como la importancia de tener contraseñas robustas, de hacer copias de seguridad, consejos para comprar en línea, cómo evitar los programas maliciosos, aspectos de privacidad en redes sociales y servicios en la nube, la mediación parental y en general, la protección de nuestros datos personales.

Los distintos temas se presentan en chat con la información esencial e incluyen enlaces a contenidos que se encuentran desarrollados en las webs de la O­cina de Seguridad del Internauta de INCIBE y la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, se han elaborado vídeos complementarios a la guía sobre la con‑guración de la privacidad en los servicios de redes sociales más populares: Instagram, Facebook, Twitter, Whatsapp, Snapchat y YouTube.

INCIBE y la AEPD esperan que esta iniciativa sea de utilidad a los usuarios de Internet y permita un acercamiento práctico a los contenidos creados por ambas instituciones, con el fin último de capacitar, prevenir y ayudar.

¿Y por dónde empiezo? Si quieres mejorar la seguridad de tus dispositivos móviles y proteger tus datos pero no sabes por dónde empezar, vamos a intentar ponértelo algo más fácil con algunas pautas y buenas prácticas que te ayudarán a asegurar tus datos.

A continuación dejamos a su disposición 10 consejos sencillos para aumentar la seguridad en Internet que nos ayude como simples pasos a tener en cuenta en la protección de los datos que creamos con estos dispositivos…

1 – Cerrar las sesiones y aplicaciones una vez hemos terminado de utilizarlas, especialmente aquellas sensibles como las de las operaciones bancarias, “porque algunas se cierran automáticamente y otras no”.

2 – No desactivar la opción de código PIN y guardar en un lugar seguro el código PUK.

3 – Instalar herramientas de tracking y borrado remoto para que, al menos, no se queden datos en el teléfono si nos lo roban o lo perdemos.

4 – Ser cuidadosos a la hora de instalar aplicaciones de una fuente o proveedor poco fiable. Siempre es preferible instalar aplicaciones disponibles en los markets oficiales, como la App Store de Apple, Google Play de Android o Marketplace de Windows Phone.

5 – Mantener las aplicaciones y el sistema operativo de nuestro smartphone actualizados.

6 – Tener precaución a la hora de utilizar redes WiFi abiertas en lugares públicos y no confiar en certificados presentados durante la navegación sin verificar su origen, especialmente en sitios sensibles.

7 – Leer atentamente las condiciones de uso y los permisos solicitados por las diferentes aplicaciones que descarguemos. La Agencia Española de Protección de Datos recibe “muchas reclamaciones” de usuarios que no han leído condiciones de uso y, sin saberlo, autorizan a las aplicaciones para realizar las mismas actuaciones que luego denuncian (y que no son sancionables).

8 – Evitar en lo posible el jailbreak o rooteado de dispositivos iOS y Android -que sirven para saltarse las restricciones de uso de los sistemas-, si desconocemos las consecuencias técnicas y el funcionamiento interno.

9 – “Si no quieres que algo sea público, no lo digitalices“. Usar el sentido común. Si quieres que un documento sea secreto, opta por el papel y, en caso contrario, “cífralo”

10 – Cambiar las contraseñas. Antonio Abellán, director comercial de Check Point en España, asegura que es importante modificar las claves cada tres meses. Es preferible combinar las opciones que nos permite el teclado y establecer una contraseña que combine los códigos alfabético, numérico y alfanumérico, como por ejemplo ‘pepe10$’.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This